Sociedad Cervantina Esquivias
Don Quijote de la Mancha - Alonso Quijada de Salazar

Caballero hidalgo que vivió en Esquivias, descendiente de los Gutierre de Quixada (al que se hace referencia en el Quijote en el capítulo XLIX de la Primera Parte), que vivió en Esquivias a finales del siglo XV y principios del XVI,  época en la que triunfaban los libros de caballería, y fue sobrino del bisabuelo de la esposa de Miguel de Cervantes.




altCervantes juega con la confusión de los nombres del protagonista de su novela, nombrándole de manera alternativa Quijada, Quesada, o en la segunda parte Alonso Quijano. Parece clara su intención de denominarle Quijada durante la primera parte, pero probablemente una referencia más que explícita a este apellido tan principal en Esquivias, provocó que en la segunda parte cambiase su apellido por Quijano.



Don Quijote de la Mancha Primera Parte. Capítulo I […] Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada, o Quesada, que en esto no hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben; aunque, por conjeturas verosímiles, se deja entender que se llamaba Quejana. […]


[…] Puesto nombre, y tan a su gusto, a su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en  este pensamiento duró otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don Quijote; de donde -como queda dicho- tomaron ocasión los autores desta tan verdadera historia que, sin duda, se debía de llamar Quijada, y no Quesada, como otros quisieron decir. […]



Primera Parte. Capítulo XLIX […] y las aventuras y desafíos que también acabaron en  Borgoña


los valientes españoles Pedro Barba y Gutierre Quijada (de cuya alcurnia  yo desciendo por línea recta de varón), venciendo a los hijos del conde de San Polo […]


En Esquivias vivió una familia de hidalgos apellidados Quijada, que además estaban emparentados con Catalina de Salazar y Palacios, esposa de Cervantes, y eran descendientes de aquel Gutierre Quijada (ver artículo de Don Francisco Rodríguez Marín).


Tradicionalmente perduró en Esquivias la tradición de que Don Quijote fue un hidalgo del lugar, Don Alonso Quixada de Salazar, hijo de Gabriel Quijada de Salazar el Viejo, que vivió desde 1560 hasta 1604, y que por tanto fue coetáneo de Miguel de Cervantes. 


Pero Rodríguez Marín y otros cervantistas replantearon la de este Alonso Quijada, debido a que su riqueza y amplia sucesión (tuvo doce hijos) no encajan con el modelo de soltería y frugalidad de Don Quijote, y porque en este tiempo las novelas de caballería ya estaban pasadas de moda.



Del estudio de Rodríguez Marín de la amplia genealogía de los Quijada esquivianos, encontró al que probablementeñ, para él, sea el auténtico Don Quijote,  Don Alonso Quixada de Salazar, hijo tercero de Juan Quijada y María de Salazar, y por tanto sobrino del bisabuelo de Catalina de Palacios. Luis Astrana Marín completó el estudio de este Alonso Quijada que fue contemporáneo del cura Pero Pérez, vivió a finales del siglo XV e inicios del XVI, y acabó siendo fraile de la Orden de San Agustín con el nombre de Fray Alonso Quijada.

Fray Alonso Quijada era pues hijo del Bachiller Juan Quijada, que testó en Esquivias el 12 de Septiembre de 1505 y fué enterrado en la Iglesia de San Pedro Martir de Toledo, natural de Becilla de Valderaduey, y de María de Salazar (+13 de Octubre de 1537) sepulta en la iglesia de San Pedro Martir de Toledo, en sepultura de su esposo.









(Escudo en la fachada del Mayorazgo de los Quijadas de Esquivias, con las armas

de los Quijada de Becilla de Valderaduey y Cruz Trebolada de Gutierre Quijada)


María de Salazar era a su vez hermana del bisabuelo de Catalina de Salazar y Palacios, Diego García de Salazar. Este, en nombre de su hermana María, dotó el 29 de Mayo de 1537 de una capellanía en el Monasterio de San Pedro Mártir de Toledo, siendo este el primer entronque entre los Quijada y los Salazar de Esquivias.


Pero pasado el tiempo, surgieron no pocas desavenencias entre las dos familias, al existir ciertas dudas sobre la posible ascendencia judía de los Quijadas, lo que ocasionaba que hubiera enfrentamientos entre algunos miembros de ambas familias. Esto provocó que los Quijadas se vieran obligados a  demostrar la limpieza de sangre de su ascendencia, mostrando la carta executoria de hidalguía ganada por Juan Quixada de Salazar el 30 de Noviembre de 1569 en la Chancillería de Valladolid, que demostraba que descendían por linea recta de varón de la alcurnia de Gutierre Quijada de Becilla de Valderaduey, tal como dice D. Quijote que procede, en el Capitulo XLIX de la Primera Parte del Quijote.


Con respecto al Alonso Quijada de Salazar, bautizado en Esquivias el 21 de Noviembre de 1560, siendo difunto el 4 de Septiembre de 1604, era nieto de Gabriel Quijada, natural de Esquivias donde testó el 28 de Enero de 1558, hermano de Fray Alonso Quijada. El tal Alonso de Quijada de Salazar, vivía en Esquivias y representaba a los Hidalgos del lugar en el concejo de Esquivias y era propietario de la segunda casa del Mayorazgo de los Quixada del Lugar de Esquivias, donde vivieron Miguel de Cervantes y Catalina de Salazar y Palacios, hoy Museo-Casa de Cervantes.



 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack