Sociedad Cervantina Esquivias
Portada Ilustres Esquivianos JOSE ROSELL VILLASEVIL. CERVANTISTA. HUMANISTA.. ILUSTRE BARGUEÑO/ESQUIVIANO. - Página 2
JOSE ROSELL VILLASEVIL. CERVANTISTA. HUMANISTA.. ILUSTRE BARGUEÑO/ESQUIVIANO. - Página 2



alt




Celia Cano Ruiz:

"Don José"

"La historia de la literatura está llena de nombres que han escrito grandes obras, creando maravillosos personajes y contado grandilocuentes argumentos, y pocas son las personas capaces de ver esos tres elementos, unidos para poder explicarlos y vivirlos como los autores querían que se sintieran. Don josé es uno de ellos, pues escuchándole se podía viajar a los mundos creados por Cervantes, analizando a nuestro querido don Quijote y su fiel compañero Sancho Panza, entender lo que se quería transmitir, ver lo que se escondía tras las letras que se plasmaban en el libro, y juntarlo todo para disfrutar de la lectura. De ahí que don José sea reconocido como uno de los mejores cervantistas de nuestra época, por todo lo que ha escrito sobre esta obra nuestra.

En la poesía española se ha utilizado la metáfora del camino en multitud de ocasiones para hablar del paso de la vida (Jorge Manrique la utiliza en la copla V, por ejemplo), incluso Cervantes puso a su gran personaje en el camino, don José acompañaba a don Quijote en dicho lugar, haciendo de su camino por la obra una vida de estudios y análisis para entender todo lo descrito, todos los sentimientos que se plasmaban a través del argumento de esta obra universal.

Cuando el personaje termina ese camino, su huella queda impertérrita, incluso Sancho Panza, ese fiel escudero, queda atrapado por el camino e insta a don Quijote a seguir buscando a Dulcinea. Don José también ha recorrido ese camino con buenos compañeros de trayecto a los que gustaba escuchar lo que él explicaba, cómo lo vivía, lo que transmitía.

Querido José, esta es mi humilde forma de expresar mi admiración y reconocimiento hacia tí, hacia lo que tú has hecho y representado por esta nuestra tierra, su cultura y lo que ello representa a nivel internacional. Gracias.

Celia Cano Ruiz.




alt

(En Acto de presentación de las XXXVII Jornadas Cervantinas de Esquivias, de 2016. De izquierda a derecha, doña Milagros del Barrio Pérez-Grueso, alcaldesa de Esquivias, Don José Rosell Villasevil y Doña María de los Ángeles García, Diputada Provincial de Cultura).



Santiago Sastre, Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo:

"En recuerdo de Rosell"

"Es curioso que se haya marchado sigilosamente un jueves de Corpus Christi, el Día de la Caridad, porque Pepe Rosell era un hombre bueno en el mejor sentido de la palabra bueno, como diría Machado. Para sus amigos ha sido un mazazo. Llevaba ingresado desde el lunes y un proceso galopante de leucemia se lo ha llevado por delante. Yo era amigo suyo desde hace mucho tiempo.

Poseía una oratoria impresionante, una memoria de elefante (era capaz de impartir una conferencia a pecho descubierto, sin ningún papel), con una educación exquisita (con una especial galatería hacia las mujeres). Era el alma del Festival de Poetas Bargueños que lleva celebrándose ¡Durante más de treinta años¡, al que me invitó a participar en el 2015 (la vista, su punto débil o su talón de Aquiles, ya no le alcanzaba para leer sus poemas y pidió a alguien del público que los leyera por él). Casi siempre trajeado, como con un aire antiguo, siempre dispuesto a mantener una conversación tranquila con quien se cruzase con él. Todos le recordaremos por su pasión cervantina, levantada a pulso, como toda su formación, desde un esfuerzo autodidacta. Hacía gala de que se había leído la obra de Cervantes de arriba abajo varias veces y era un habilidoso intérprete del Quijote. Pocas personas sabrán tanto del Quijote como él, un personaje del que estaba profundamente enamorado (yo creo que él se sentía un Quijote a su manera). Siempre que me veía me preguntaba por la poesía, porque en el fondo él se sentía un poeta. Le oí citar varias veces los versos que escribe Cervantes en el Viaje del Parnaso: "Yo que siempre trabajo y me desvelo/ por parecer que tengo de poeta/ la gracia que no quiso darme el cielo". También era muy viajero, disfrutaba mucho yendo de aquí para allá por los pueblos, saboreando las costumbres y las curiosidades locales. hace años, en 1996, fue nombrado con todo merecimiento académico correspondiente por la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

Por todos los lados por donde fue hizo gala de su amor por Bargas. Es triste que no haya tenido en vida el reconocimiento que debiera. Pienso que los premios literarios que convoca el Ayuntamiento de Bargas, que tanto promovió, deberían llevar su nombre y sería bueno, para evitar esa segunda muerte que es el olvido, que allí se hiciera un detalle escultórico, que podría ser sufragado por suscripción popular.

Mientras vivamos sus amigos siempre lo llevaremos en nuestro recuerdo. Se ha muerto un hombre bueno, sencillo, nuestro genial Quijote bargueño, un cuerdo con un divertido punto de locura. Feliz viaje al territorio cervantino de la inmortalidad.

Santiago Sastre.




alt

(Portada del libro "Las Manos del Greco").



Beatriz Villacañas Palomo. Poetisa, escritora.

Lugar para el reencuentro. "Adiós, amigo"

"Querido José, la noticia de tu partida de este mundo me impele con fuerza a escribirte esta carta. Nuestra amistad ha sido, y seguirá siendo, uno de esos tesoros heredados del legado de mi padre; el legado de sus amigos, esos amigos verdaderos que habéis sabido siempre caminar junto a nosotros por las distintas geografías de la vida. Juan Antonio Villacañas y tú, querido Pepe. Don José Rosell, sabio cervantista, caminasteis unidos por esa amistad poderosa que sabe unir a las grandes almas. Cuántas calles de Toledo habrán sido testigo de vuestros pasos y guardan aún el eco de vuestras voces y de vuestras risas. Os unieron el amor y el humor: amor por la literatura, por la belleza que habita en la vida, esa belleza no exenta de dolor que sabe, quién mejor que ella, herirnos y a la vez hacernos más fuertes. Y el humor nacido de esa lucidez vuestra que supo ver la vida como la más contradictoria de las armonías. Grandes amigos tú y él y grandes amigos tú y yo, afortunada heredera de vuestra amistad. Cómo alimentó mi espíritu, entre otras tantas cosas en las que tú contribuiste de forma decisiva, tu libro Las Manos del Greco, en el que me llamaste a colaborar con prólogo, que fue inspirado en tus palabras, en el Greco mismo, en las ilustraciones de Fidel María Puebla y en los versos de Juan Antonio Villacañas extraídos de su Conjugación Poética del Greco.

Conferenciante casi mágico (pues hablar, como tú lo hacías, aunando las fuerzas del conocimiento y la de una voz potente, comunicativa e infatigable sin leer una sola palabra está al alcance de unos pocos elegidos), lograste convertir la limitada visión de tus ojos, que apenas podían leer, en un ilimitado magisterio: con tu palabra poderosa enseñabas deleitando, cumpliendo el precepto clásico y, por tanto imperecedero. Permíteme, que además de llamarte Amigo te llame Maestro, eres (y lo digo en presente) ambas cosas con mayúsculas.

Ves que mi carta la titulo "Adiós, amigo". y es que, efectivamente, te has marchado, pero, como le escribí a mi padre cuando, precediéndote varios años, dejó la vida ésta, lo has hecho, como él, a un tiempo nuevo, a ese tiempo fuera del tiempo que es un enigma de eternidad. Querido José, mi "Adiós, amigo", lleva por tanto la semilla de un "Hasta luego", la semilla de un "Hasta siempre" y la curiosidad por saber cómo te ha expresado Cervantes la alegría de encontrarte por fin con quien le ha descubierto tantas cosas de sí mismo".





HOMENAJE EN BARGAS


El Ayuntamiento de Bargas, su pueblo natal, no tardó en dedicarle un merecido reconocimiento de su persona y obra. José Rosell Villasevil fue el impulsor del Recital de Poetas Bargueños, que en 2017 llegó a su XXX Edición. Lo que era obvio, sucedió, pues el Ayuntamiento puso el nombre de José Rosell Villasevil al Recital, en memoria de quien fue su alma mater.


alt

(Placa conmemorativa colocada en la fachada de la vivienda de José Rosell).



El 1 de septiembre de 2017, el Ayuntamiento de Bargas colocó en la fachada de la que fue la vivienda de José Rosell, una placa conmemorativa. Al acto asistieron: don Gustavo Figueroa, Alcalde de Bargas (que descubrió la placa), el Consejero de Cultura don Ángel Felpeto, autoridades locales, poetas, y una nutrida representación del Ayuntamiento de Esquivias y de la Sociedad Cervantina.


alt

(Teresa y María del Carmen Rosell, en un momento de su intervención).



A continuación, en la Casa de Cultura de Bargas se celebró  un excelente acto poético en homenaje al ilustre bargueño José Rosell, en el transcurso del mismo, sus hijas María del Carmen (que recitó el poema de José Rosell "Toda mi hacienda") y Teresa dirigieron unas emotivas palabras de agradecimiento a todos los asistentes.



alt

(De izq. a derecha, Ángel Felpeto, Teresa Rosell, Mª del Carmen Rosell,

Gustabo Figueroa y la Concejal de Cultura de Bargas).



alt

(Cartel anunciador del XXX Recital de Poetas Bargueños "José Rosell Villasevil")



Se recitaron poemas del XXX Recital de Poetas Bargueños, varios de ellos dedicados a la figura de su impulsor, don José Rosell Villasevil. A modo de muestra, los siguientes y sus autores:




José Martínez García:

"Rosell" (Homenaje a mi amigo Pepe)


Te has ido en silencio con una sonrisa

tu buen Rocinante se paró de pronto

cansado de soles y caminos foscos,

de tanta aventura en sueño vivido.


Fuiste incansable contador de historias,

por doquier tenías Dulcinea que aguarda

ansiosa de amores. Quijote de Bargas,

caballero andante en busca de glorias.


Como aquel hidalgo todo engrandecía

tu figura recia de noble prestancia,

tu honor castellano de añeja fragancia.


Qué tristes quedamos en esta agonía,

amigo querido, llorando tu marcha

al Parnaso donde corona te aguarda.





José-Domingo Vales Vía (a mi padrino literario, y buen amigo, José Rosell Villasevil, de su leal escudero)


Un antes y un después...


Vida y Figura.

Inseparable amigo es del Quijote; 

semejante al manchego, hiela entuertos

y en su cabeza bailan los expertos

versos de paz que guarda en su bigote.


Camina ensimismado sin un brote

de fatiga; sus pasos son aciertos

que velan, con semblantes descubiertos,

el sueño de un fogoso galeote.


Tiene algo de pancista, y el buen vino,

saborea mejor con gran mantel,

cuando el caldo es añejo y genuino.


Cual hidalgo, sin duda y con laurel,

destaca el personaje, cristalino.

Estoy hablando, amigos, de Rosell.


Mi secreto.

Presto se fue tu estrella del camino,

con ausencia de amarga despedida;

con prisa, se abrió en mí, profunda herida,

padeciendo el eclipse de tu sino.


Cual caballero andante peregrino,

diste escolta a la utópica y dormida,

Dulcinea, con nítida acogida

en tu alma bohemia y de buen tino.


Nadie supo decir de tal manera

tus versos, que nacieron plenos de arte,

cantándole a la vida tu quimera.


Admirarte, en silencio, es mi secreto.

Son pocas nueve musas a ensalzarte

en los catorce versos de un soneto.




Félix del Valle Díaz.

Compañero académico.


¿Por qué cuando te llamo, Rosell,

no me respondes?

¿Por qué te fuiste, amigo,

sin decirme siquiera

que sentías fatiga

de tanto caminar subido en Clavileño,

montado en Rocinante, 

volando sobre Rucio

por el viento

que moviera las aspas

de aquellos los molinos de tus sueños?

No eran gigantes, Pepe,

y tú lo sabes.

Sólo eran sombras alargadas

por el sol mañanero.

Pero ya donde estés

sé que lo has descubierto;

nunca tuviste, Pepe,

nadie tan alto como tú

pisando tu sendero.

Nunca hubo gigantes a tu lado;

nadie alcanzaba nunca tu estatura

amigo Cervantista,

poeta,

compañero.




Lourdes Pleite Pleite

Cómo empezar escribiendo a Pepe Rosell.


Cómo empezar escribiendo a Pepe Rosell.

Vecinos fuimos en mi niñez, en las cuatro esquinas.

Desde que naciste ya despuntabas,

eras diferente hasta que fuiste sacando

lo que llevabas dentro, ese Quijote

del que tú tanto has hablado

y recreado con tanta maestría

en los medios de comunicación,

en cualquier tertulia.

Eras grande Rosell

y como todos los genios

te has ido sin avisar 

y con las botas puestas,

de ese manjar de boca,

de esa memoria privilegiada

te llevaré en mi recuerdo

con afecto y estima

te vamos a echar de menos

en los Recitales de Poesía. 

Pepe Rosell, adiós, hasta siempre.



Al final del acto, y atendiendo a la invitación gentilmente  hecha por el Comité Organizador a la Sociedad Cervantina de Esquivias, Sabino de Diego recitó el poema "Libre Elegía a Doña Catalina" del que era su autor José Rosell Villasevil. Finalmente, y en representación de la Sociedad Cervantina, Clara Isabel Truchado Martín declamó el poema "Sanchica no fue de boda", de José Rosell, en su memoria.


alt

(Clara Truchado durante su intervención)




HOMENAJE EN ESQUIVIAS


El 30 de septiembre de 2017, el Ayuntamiento de Esquivias y la Sociedad Cervantina, organizaron un Acto In Memoriam en honor a don José Rosell Villasevil. En el acto se hallaron presentes doña María del Carmen y doña Teresa Rosell Casarrubios, hijas de José Rosell.



alt

(Amigos inseparables)



Doña Milagros del Barrio Pérez-Grueso, alcaldesa de Esquivias, abrió el acto pronunciando unas emotivas palabras, valorando la enorme personalidad de José Rosell, redescubierta en los pocos años que ha tenido ocasión de tratarlo. A continuación tomó la palabra don Ángel Felpeto, Consejero de Cultura de la JCCM, resaltando la figura de don José Rosell Villasevil, como cervantista, poeta y defensor a ultranza de la realidad cervantina de Esquivias. Seguidamente, y junto con don Paulino Guardia Torrejón, Presidente en Funciones de la Sociedad Cervantina, hicieron entrega a las hijas de José Rosell de una placa conmemorativa, que lleva grabada la siguiente inscripción:

"El Ayuntamiento de Esquivias y la Sociedad Cervantina, a don José Rosell Villasevil, piedra angular del cervantismo esquiviano. Esquivias 30-IX-2017".

A continuación, doña María del Carmen Rosell dio las gracias en nombre de su familia, que inevitablemente fueron acompañadas de la emoción natural en singular momento, destacando la personalidad de su progenitor, como persona, cervantista y poeta.

Con la proyección de vídeos y fotografías personales y familiares de José Rosell, se incidía, más aún, en los valores humanos y culturales que José Rosell atesoró en su vida.

En nombre de la Sociedad Cervantina, Francisco Torrejón Olivar, miembro de su Junta Directiva, dirigió unas palabras, llenas de nostalgia en el recuerdo, señalando a José Rosell como indiscutible continuador de la labor cultural que el otrora Presidente de esta Asociación, don Simeón Torrejón Moya, inició en el año 1975.

A continuación se sucedieron muestras de afecto hacia José Rosell, incluso por parte del público asistente, recitando poemas de los que este barqueño/esquiviano fue su autor, siendo declamados por Clara Isabel Truchado Martín, Antonio Sánchez González y Sabino de Diego Romero, alternando con la lectura de manifiestos a cargo de Antonio Sánchez y Sabino de Diego, miembros de la Junta Directiva de la Sociedad Cervantina.

El colofón lo puso la voz del propio José Rosell, con la grabación de una de sus frases preferidas, escritas por Miguel de Cervantes en el Prólogo del Persiles y Sigismunda:


¡¡Adiós, gracias;

adiós donaires;

adiós, regocijados amigos;

que yo me voy muriendo,

y deseando veros presto

contentos en la otra vida¡¡


Antes, el Grupo de Teatro "Candilejas", bajo la experta mano de su director, Óliver Romero, representó el hipotético encuentro en Esquivias, basado en un guión original de Sabino de Diego, entre Miguel de Cervantes y José Rosell, ante la presencia de Catalina de Salazar, esposa de Cervantes, y de María de Uxena, la criada que Catalina vio nacer y crió como si de su propia hija se tratara, nombrándola como heredera en su primer testamento. La representación trata de resaltar algunas facetas de la vida de José Rosell: su cervantismo, la especial galantería con todas las mujeres, su gran sentido del humor, etc. En la misma, también aparece El Ciego del Arrabal, personaje creado por José Rosell Villasevil, a modo de los juglares de la Edad Media.


Es de destacar la actuación de los siguientes actores que encarnaron a los personajes:


Miguel de Cervantes.........................Adrián Delgado.

José Rosell/El Ciego del Arrabal...........Óliver Romero.

Catalina de Salazar.............................Maribel López.

María de Uxena..............................Séfora Bargueño.


La presentación corrió a cargo de Susana García Moya que, al tiempo, deleitó con anécdotas en la vida de José Rosell Villasevil a su paso por Esquivias.


En todo momento se declamaron poemas de los que fue su autor José Rosell, sobre una selección de los que tiene publicados, y que fueron recitados por las personas que se citan. Por orden de intervención:





 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack