Sociedad Cervantina Esquivias
Portada Noticias Cervantinas Tinajas del Toboso heredadas por Catalina de Salazar y Palacios.
Tinajas del Toboso heredadas por Catalina de Salazar y Palacios.


En el Capítulo XVIII de la Segunda Parte de Don Quijote de la Mancha, narra "De lo que le sucedió a Don Quijote en el Castillo o Casa del Caballero del Verde Gaban, con otras cosas extravagantes".

"Halló Don Quijote ser la casas de Don Diego Miranda ancha como de aldea; las armas, empero, aunque de piedra tosca, encima de la puerta de la calle;

alt

la bodega, en el patio; la cueva, en el portal, y muchas tinajas a la redonda, que, por




ser del Tobosole renovaron las memorias de su encantada y transformada Dulcinea; y sospirando, y sin mirar lo que decía, ni delante de quien estaba, dijo:

¡Oh dulces prendas, por mi mal halladas,

dulces y alegres cuando Dios quería¡

¡Oh tobosescas tinajas, que me habéis traído a la memoria la dulce prenda de mi mayor amargura¡

Oyóle decir esto el estudiante poeta hijo de Don Diego, que con su madre había salido a recebirle, y madre y hijo quedaron suspensos de ver la extraña figura de Don Quijote; el cual apeándose de Rocinante..."

Cervantes entra en algún detalle de la construcción de la Casa que acoge a Don Quijote y Sancho, que concuerda con la descripción que hace "...Don Manuel Antonio Quijada, del Estado noble de hijosdalgo, en la declaración jurada sobre los bienes, raices que poseen en el lugar de Esquivias. De edad de 27 años, casado con Doña María Antonia de Lara Salazar, de edad de 26 años, con dos hijos, el uno llamado Don Manuel María Cayetano Quijada, de poco mas de cinco años, y Doña María Bárbara Cayetana Quijada, de edad de seis meses. 

Hago de los bienes que tengo en el expresado lugar, como poseedor de los Mayorazgos que fundaron en él Don Juan Quijada de Salazar y Don Gabriel Quijada de Salazar, y de la familia que me sirve, en conformidad de el Bando publicado de orden del Sr. Subdelegado de única contribución de rentas provinciales, y es como sigue":


"Una casa principal enfrente de la de Don Silvestre López, y calle de la Cuesta, muy mal tratada, que tiene de frente a la parte de dicha calle ciento y ocho pies de fábrica, y de fondo ciento cuarenta y cuatro. En ella hay un patio con su pozo, bodega, lagar y cueva, y habitación alta y baja, que ésta se compone de una pieza grande, cinco piezas pequeñas, cocina, despensa y cocedero, y una pieza pequeña sobre la cueva, que ha servido de Palomar, y en lo alto otra pieza grande y seis piezas pequeñas, que la una de ellas tiene su alcoba, y dos cocinas con dos despensas, y una cámara encima, y su corral, su cuadra y pajar, todo lo cual está casi inhabitable, y sin uso, por lo cual no se le puede dar precio alguno, y estimación de alguiler que puedan dar por ella, pues el que diesen, aunque fuera crecido, lo necesitaba anualmente para reparos en ella..."

La bodega que cita, contiene un buen número de tinajas de arcilla. Respecto a estas, veamos lo que perciben Catalina de Salazar y Palacios y sus hermanos Francisco y Fernando por la herencia de su tío Don Juan de Palacios, clérigo:



               (Bodega de la Casa de Cervantes en Esquivias)


Detalla que les deja en herencia unas casas que tiene en Esquivias, "...una que compré de los herederos de Juan Romano, y ansí mismo le mando un majuelo, que yo tengo en término de este dicho lugar, a Valdesanchuelo, que tiene cuatro aranzadas / y mas le mando otro majuelo, que yo tengo en termino de este dicho lugar, a la Serna, / con una tierra que esta junto con el dicho majuelo, que todo ello alinda con majuelo de Diego García de Salazar y con majuelo de Gaspar de Chinchilla y con la senda que va a los Cuartos  / y mas le mando al dicho mi sobrino o a el capellán  que sucediere en la capellanía que yo tengo, cuatro tinajas del Toboso, de caber de cincuenta arrobas arriba, con mas una cuba de trezientas y zinquenta arrobas, la mejor de las que tuviere de aquel tamaño; las cuales dichas  cuatro tinajas y la otra cuba, de suso declaradas, es mi voluntad que las haya y tenga y goce el capellán que sucediere en la dicha capellanía, que yo al presente tengo, para que los arrime con los demás bienes de la dicha capellanía, para que vayan sucediendo de capellán en capellán, para siempre jamás las dichas tinajas y cuba de suso declarado"




Sin lugar a dudas que para los Palacios eran muy importantes estas tinajas del Toboso, nada mas ver los detalles con que se mencionan en el testamento del Cura Juan de Palacios a sus sobrinos.


A Cervantes no le debió pasar desapercibido el hecho de destacar con tanto detalle la posesión, por parte de la familia de su esposa, de unas tinajas procedentes del Toboso. Y en su ingeniosa imaginación, plasmaría este detalle en el momento y lugar que viera mas oportuno, empleando el nombre del Toboso como nombre inspirador de las mayores fantasías. "nombre al parecer, músico, y peregrino, y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto".






        (Rincón pintoresco en la Casa de Cervantes de Esquivias: Derecha la bodega, 

        izquierda el lagar, centro bajada a la cueva, sobre ella el palomar y una tinaja

                                para recogida de agua de lluvia de los tejados)

Sabino de Diego.



 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack